ruta de las cien mujeres

Ebora Liberalitas Julia (actual Évora)
Siglo I

Apunte histórico

El municipio de Ebora Liberalitas Julia es en el siglo I un lugar próspero donde la romanización se ha impuesto tanto por la fuerza como por las ventajas que la nueva cultura ha ofrecido a sus habitantes. Los viejos dioses lusitanos han dado lugar a un gran templo corintio erigido al emperador Augusto se halla dedicado al culto imperial. Los baños públicos son tanto un lugar de reunión de los habitantes del municipio, como una muestra del atractivo de la cultura romana. La ciudad está rodeada de villas, grandes y pequeñas, que son auténticos centros de producción agrícolas y ganaderos. Apodada como Ebora Cerealis por Plinio el Viejo es el centro de vastas extensiones de cultivo de cereal. Es una ciudad abierta, situada sobre un pequeño cerro por entonces no tiene muralla, porque dentro de la Hispania romana los habitantes de la provincia de Lusitania se sienten seguros. Su ubicación en un cruce de calzadas la convierte en un lugar de mercado natural, y además se convierte en el centro administrativo de la comarca.

En ese escenario se desarrollan los primeros seis relatos del libro "Mi vida contada por cien mujeres". Agricultores, ganaderos, comerciantes y mercaderes pueblan sus calles. Los dioses son generosos, hay prosperidad y las guerras son un eco lejano.

Qué visitar

  • Muy interesante

    La Capela dos Ossos dentro de la Iglesia de San Francisco, es un lugar imposible de olvidar tras su visita.

    ruta de las cien mujeres

  • Monumentos romanos

    La ruta comienza en el siglo I en la villa romana de Ebora Liberalitas Julia, actual Évora. De aquella época se hallan el templo, las murallas, un arco y el acueducto. El conjunto de los cuatro impresionantes monumentos muy bien conservados, más las ruinas de unos baños y las calles empedradas permiten al visitante trasladarse al siglo I y oír a las gentes en las calles y los mercados.

    La ciudad tiene muy bien conservados monumentos emblemáticos de la época romana, la visita es una buena ocasión para contemplarlos con calma.

  • Templo romano de Évora
  • Murallas de Évora (Porta Nova)
  • Arco de Dona Isabel
  • Aqueduto de Água de Prata

  • Iglesia de San Francisco

    Nada queda de las viviendas de aquella época, ni de las personas que has habitaron. Pero es muy posible que en la Capella dos Ossos estemos contemplando los restos de algunas de aquellos lejanos moradores de la villa. En el siglo XVI se acometió una reforma radical de la ciudad ya que los numerosos cementerios dificultaban la construcción de nuevas viviendas dentro de las murallas. Para hacer frente a este problema de una forma respetuosa con los cadáveres, se trasladaron todos los restos humanos diseminados por los incontables cementerios a un sólo lugar: La Capilla de los Huesos dentro de la Iglesia de San Francisco. Esto no afectaba a las creencias de la época ya que se argumentaba que así estaban más cerca de Dios. Cualquier cadáver o simple resto humano de cualquier época fue trasladado a esa capilla y hoy puede ser observado por el visitante.

    En la ciudad en la Capilla de los Huesos, reposan hombres y mujeres, ricos y humildes, igualados por la muerte, que lucharon y defendieron a sus familias. Son nuestros antepasados más directos.

    Información

    Posto de Turismo
    Praça do Giraldo, 73
    7000-508 Évora (Portugal)
    Teléfono: +351 266 777 071
    cmevora.dcd@mail.evora.net

    Siguiente etapa

    Augusta Emerita, siglo II
    Mérida, distancia 162 Km.


  • Ir al inicio


    página en construcción